"Si un doctor, un abogado o un dentista tuviera a treinta personas o más en su oficina a la vez, todas con diferentes necesidades y algunas que no quieren estar allí y el doctor, abogado o dentista, sin ayuda, tuviera que tratarlos a todos con excelencia profesional durante diez meses, entonces podrían tener una idea de lo que es el trabajo del docente en el aula". (Kathy A. Megyeri. "Chocolate Caliente para el Alma de los Maestros")

¡Me encanta el olor a tiza por las mañanas...!


28 de mayo de 2010

Gracias Pedro

Es reconfortarte saber que tenemos, al menos, el apoyo moral de una parte de la sociedad. Quiero compartir con vosotros esta reflexión.

Como inicio de mi reflexión, tengo que decir que no soy funcionario. Me dedico al periodismo como profesión y no estoy en situación de excedencia de ningún ministerio, pero me parece indigno lo que 'algunos', y lo digo en tono despectivo, están haciendo en contra de una profesión como la de funcionario, aprovechando la propaganda de ZP, para crear ese escenario necesario que le permita bajarlos el sueldo sin adhesiones populares, ni solidaridad. Una buena fórmula para no perder votos, que es lo que realmente le interesa.


Funcionario no se es por casualidad, como trabajador del Corte Inglés, de Philips, de Seat o de MoviStar. No. Trabajar en estas empresa, puede ser el resultado de una coincidencia o de una oportunidad. El trabajador funcionario, como los jueces, los médicos de la SS, Inspectores de Sanidad, de Hacienda, policías o bomberos, lo elije, espera a que se convoquen las plazas, las prepara en largas jornadas de estudios durante 2, 3, 4……o vaya vd. a saber cuantos años, y finalmente se enfrenta a unos exámenes duros, donde lo haya y en competencia con unos cuantos miles de candidatos. No es, por tanto, un trabajo casual. Es elegido y, por cierto, los españoles que quieran, ahí tienen las oposiciones. No es preciso envidiar a nadie, todos podemos ser funcionarios.

Esos que tanto gritan en contra de quienes mueven la administración, y a quienes debemos agradecer los progresos demostrados en los últimos años y el nivel de engrase en que la mantienen y consiguen que funcione, a pesar de algunos gobiernos, alcaldes, responsables de comunidades autónomas y políticos en general, no chillaban, hace unos años, cuando empresarios; pequeños, medianos y grandes, mantenían ingresos que se incrementaban hasta en un 20% cada año; estudios de arquitectos que no podían atender tantas peticiones como llegaban a sus despachos; vendedores de distintos sectores, que invertían en apartamentos en las playas; autónomos atentos a las bolsas, donde metían esos dineros extras que llegaban a sus cuentas, y todo gracias al momento económico que vivíamos. Un momento de alegrías de las que los funcionarios no han disfrutado, y que este Presidente del Gobierno se ha encargado de situar tan cerca del precipicio que es preciso rebajar el sueldo a unos trabajadores, como son los de la administración. Y todo, porque el responsable de proteger sus intereses, como empresario que es el Estado, se lo ha gastado en subvenciones, más o menos necesarias. Un Presidente que siendo candidato negó las necesidades que se avecinaban y no dudó en regalar aquellos 400 Euros, que le ayudaron a ganar unas elecciones y que, visto lo visto, se los estaba quitando al sagrado sueldo de unos cuantos miles de trabajadores contribuyentes. ¿Qué pasaría si lo hubiese hecho el Corte Inglés y no pudiera pagar a sus trabajadores? o ¿Sony?, o fuesen los empleados del Banco Santander los que tuvieran que aceptar, como trágala, un descenso de los sueldos.

Recordemos que mientras la economía se mantuvo en aquellos niveles que tuvimos y que ahora han dilapidado, para los funcionarios, no hubo incrementos del 10%, ni del 7, ni siquiera de ese 5 de media, que ahora les quitan. Si hubo quien lo ganó, pero no los funcionarios. ¿por qué alguno de esos que tanto jalean la medida no devuelven algo de lo mucho que han ganado?. Se trata de solidaridad ¿no?. Pues eso afecta a todos.

Y lo dicho: si alguien quiere ser funcionario, por los altos sueldos que ganan, no tiene más que apuntarse y estudiar las oposiciones, pero, creo, que muchos de los chillones de ahora, no podrían aprobar jamás esos exámenes. Quizá esa es la cuestión.

http://www.madridiario.es/2010/Mayo/opinion/pedro-fernandez-vicente/187121/pedro-fernandez-vicente.html

27 de mayo de 2010

No compres "El Mundo"


Según wikipedia... "Salvador Sostres i Tarrida (BarcelonaEspaña1975) es un escritor y [[ Alumno del colegio privado Aula, cursó un año en la Facultad de Periodismo de la UAB y abandonó a continuación sus estudios universitarios, dedicándose plenamente a escribir artículos de opinión y novelas de ficción, algunas de ellas en lengua castellana.
Escribió una columna diaria en el periódico Avui llamada «Lliri entre cards» ("Lirio entre cardos") hasta noviembre de 2009 y dirige el blogliterario www.salvadorsostres.com. Fue también colaborador de Crónicas Marcianas, un late night de Telecinco presentado por Xavier Sardà, y presentó el guiñol Les Nines ("Los muñecos") en Canal Català.1 Colaboró anteriormente con Joan Barril en COM Ràdio, y con Alfonso Arús en el programa AruCitys. Actualmente escribe semanalmente artículos de opinión en el diario El Mundo."

Este colaborador de crónicas marcianas, ahora metido a columnista neocon, quiere hacerse un hueco en el amarillismo periodístico a costa de utilizar las mismas técnicas que la de sus compañeros de la prensa rosa. Le voy a dar publicidad pero ojalá sirva para que baje la venta de este periodicucho -El Mundo- que comulga con estas ideas. Te dejo el artículo para que lo leas, y el enlace directo.

Queridos funcionarios
13 MAY 2010 08:00 
América que nos salvó en Normandía y en Bosnia nos ha salvado ahora, aunque sólo sea simbólicamente de los funcionarios, y gracias a la charla que el líder del mundo libre le dio a Zapatero el martes por la tarde, ayer por la mañana anunciaba Zapatero que no sólo congelaba el sueldo de los funcionarios sino que lo rebajaba un 5 por ciento. Es poco, pero es algo.

El aparato del Estado
, con todas sus ramificaciones, es lo más siniestro, lo más opuesto a la libertad. Y por supuesto, resulta un cáncer para la economía que no sólo recorta sino que mata su crecimiento. Estamos rodeados de funcionarios altos, medios y bajos, de burócratas, de ministerios que no sirven para nada, de cargos de confianza y de extraños personajes que todo lo tienen extraño menos el sueldo que cobran, que lo pagamos nosotros. La cosa pública es una plaga

Los americanos, pese a todas sus limitaciones y a todos sus matices, y pese a que Obama es un pobre socialdemócrata, lo entienden mejor que nadie.

Ayer Zapatero anunció que recortaba un 5 por ciento el sueldo de los funcionarios. Algún día no tendrá más remedio que rebajarlo hasta un 15 por ciento y reducir en no menos de un 40 por ciento la plantilla de funcionarios que hoy hay en España. Se acabó que paguen trabajadores por gandules, se acabó es despilfarro. Alemania está harta de pagar y ya no se siente culpable.

Que el colegio público deje paso a la escuela concertada y no hace falta que los maestros sean funcionarios. Una medida entre tantas.

Queridos funcionarios, vuestra hora ha llegado. Y no inspirais ninguna lástima.


Estos funcionarios que cuando les ha convenido se han llenado la boca de discursos solidarios y que han sido incapaces, durante todo este tiempo de crisis, de tener un solo gesto, un solo detalle de ternura con tanta gente que, a diferencia de ellos, no tienen el trabajo asegurado y lo han perdido. He visto a los funcionarios reclamar no se cuantas cosas y quejarse por todo. Nunca les he visto siendo generosos. Que este recorte -del que me alegro tanto- les haga reflexionar un poco.

14 de mayo de 2010

Huelga

No se trata de insolidaridad ante la actual situación, se trata de una cuestión de justicia social. La crisis la han provocado otros, justo los que aplauden las medidas tomadas contra los que no han provocado la crisis, que van a ver su sueldo reducido, no solo por el 5% 8% de haberes, sino también por la subida del IRPF y del IVA. Haz cuentas y cuenta con 200 euros menos al mes... al tiempo.
No se han atrevido a tocar las subvenciones a instituciones privadas, ni las rentas episcopales, ni las grandes fortunas, ni eliminar ministerios moñas o consejeros varios... no... le toca al funcionariado. Si esta carga la debemos soportar entre todos... ¿Por qué no han tomado una única medida consistente en un aumento del IRPF en función de lo que se cobre? Así paga más el que más tiene y menos el que menos tiene. En mi opinión hubiera sido lo más justo.
En definitiva, a los que han provocado la crisis, inyecciones monetarias, y a los que la sufrimos... tacto rectal. Lo peor, es la habilidad que ha tenido el capitalismo de dividir a los trabajadores. No creo en la posibilidad real de una huelga general porque basta con preguntar a los no-funcionarios por las medidas tomadas para que las consideren adecuadas ipso-facto (Estos tienen el sueldo asegurado para toda la vida -y muchas vacaciones-)

Funcionarios de todas las administraciones.... ¡Uníos! (de una puñetera vez...). Sé solidario y únete a la huelga... ¿No es la ocasión para unirnos que estabas esperando? , ¿O todavía no te afecta lo suficiente?




6 de mayo de 2010

La destrucción

A mi lado sin tregua el Demonio se agita;
En torno de mi flota como un aire impalpable;
Lo trago y noto cómo abrasa mis pulmones
De un deseo llenándolos culpable e infinito.

Toma, a veces, pues sabe de mi amor por el Arte,
De la más seductora mujer las apariencias,
y acudiendo a especiosos pretextos de adulón
Mis labios acostumbra a filtros depravados.

Lejos de la mirada de Dios así me lleva,
Jadeante y deshecho por la fatiga, al centro
De las hondas y solas planicies del Hastío,

Y arroja ante mis ojos, de confusión repletos,
Vestiduras manchadas y entreabiertas heridas,
¡Y el sangriento aparato que en la Destrucción vive!






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...