"Si un doctor, un abogado o un dentista tuviera a treinta personas o más en su oficina a la vez, todas con diferentes necesidades y algunas que no quieren estar allí y el doctor, abogado o dentista, sin ayuda, tuviera que tratarlos a todos con excelencia profesional durante diez meses, entonces podrían tener una idea de lo que es el trabajo del docente en el aula". (Kathy A. Megyeri. "Chocolate Caliente para el Alma de los Maestros")

¡Me encanta el olor a tiza por las mañanas...!


21 de junio de 2011

Nada de matracas

Nada de matracas, nada de problemas, ciencias naturales, lenguaje y sociales... Nada de matracas, nada de problemas, tanta asignatura, esto es una lata...   ¡Poético! 
¡Vamos..., que se acerca el fin de curso!




¿Sabes lo que fue de esta gente? 



20 de junio de 2011

Mir profesores

Como dice un buen amigo mío... "Un cerro así de alto y un azadón pa cavarlo". Estos politicuchos... (sean del color que sean...)

18 de junio de 2011

Nuevo método para contestar a una reclamación

Hola compañer@s, ¿Oléis ya la brisa del mar mientras tenéis una jarra helada de cervecita en la mano...? ¿No...? Ya mismo, ya mismo estamos de vacaciones (probablemente será cuando nos enteremos que el curso que viene vamos a veintitantas horas y cobramos taitantos euros menos el mes...).
Lamento mi silencio, empiezo a parecer el Guadiana... Me he levantado esta mañana con unas risas al encender la televisión (no era el telediario) y, entre exámenes, evaluaciones, lamentos, lloros, alaridos, duelos y quebrantos..., dado que estamos en esa semana, se me ha ocurrido que el motivo de mis risas podía ser extrapolado y aplicado como método para contestar a una reclamación sin base alguna... Eso sí, con una necesaria explicación de los contenidos que no figuraban en el examen, seguido de la frase "¿Has entendido algo?".
Por cierto, extrapolaba este mismo método a la hora de explicarles a algunos correctores de la paeg (y conste que por aquí pasé varias veces y sé de lo que hablo, al menos en mi asignatura) que hay que dedicar el tiempo completo, por el que se les paga, a corregir de una manera decente y digna los exámenes de nuestros pupilos, nuestro relevo generacional, que la cerveza ya se la tomarán luego.

Compaler@s, ¡Mucha energía de aquí a final de curso! (si es que los calores dan mucha flojera...)


15 de abril de 2011

Yo te enseñé todo lo que tú sabes

Un profesor no sólo enseña contenidos; enseña civismo, humanidad y otros valores...¡Nene, acaba ya el examen que me tengo que ir al Mercadona! . Mi mente da las gracias de que esto sea un trabajo a tiempo parcial. Sin embargo, ¿alguien sabe dónde está el botón s stand by, o el CTRL ALT SPR?
¡Felices vacaciones a tod@s?

7 de marzo de 2011

Los profesores, a ritmo de chirigota

Compañer@s, estamos de carnavales... Dos días adicionales de merecido descanso para algunos de nosotros. Nunca he seguido demasiado el tema de chirigotas y comparsas, pero me han pasado un video que quería compartir con vosotros, hay cosas que me han hecho mucha gracia, otras no tanta, pero no deja de ser interesante y divertido. Que lo disfrutéis.

27 de febrero de 2011

Tampoco hace falta ser "Super Diego"

Nunca se me dieron bien las Matemáticas, no me gustaban demasiado, sentimiento retroalimentado por mis suspensos. Llegó un momento en que sentí frustración porque, a pesar de estudiar, no aprobaba. Después, me dí cuenta de que si no atendías en clase a cómo se realizaba el proceso, iba a ser muy difícil que en casa lo descubriese yo solo. El secreto era el que ha sido siempre en cualquier asignatura... atender. Sin embargo, algo que sí se me daba bien era el cálculo mental, no sé el porqué, pero así era.
Sigo en casa resguardado del frío y tratando de hablar lo menos posible. Mi único contacto con el resto de la humanidad se produce a media mañana cuando bajo la escalera para ir a la esquina a comprar el periódico. Ayer tiré la casa por la ventana y compré... ¡dos periódicos!; en concreto, El País y el Marca. 1.20 Euros y 1 euro, respectivamente...
Tras el mostrador de la papelería se encontraba un chico que tendría unos 18 o 19 años.
-"¿Qué te debo? "- Me gusta siempre preguntar a pesar de saber perfectamente cuánto debo pagar.
- El muchacho mira el precio de uno, el precio de otro y... no me lo puedo creer... se dirige a la caja registradora para realizar la difícil operación... "Dos con veinte" - me dice mientras vuelve hacia mi. En ese momento le doy un billete de 5 euros y ... ¿adivináis? Se vuelve hacia la caja registradora a hacer la cuenta. Esta vez le disculpo, era una cuenta mucho más difícil, una resta... En fín, que me da el cambio y me marcho asombrado del desparpajo y la sapiencia de este chaval del Renacimiento.
Esto que os he contado, que no deja de ser una anécdota tonta, es muy reveladora de la "competencia" (perdón por la palabra, sé que todos estamos muy sensibles con el tema...) de nuestros chavales de hace unos años para acá. Tenemos profesores más preparados que nunca, los mejores medios... Igual esta vez hay que mirar la paja en ojo ajeno. Al fín y al cabo, sabéis que esto que os he contado, no es la excepción.
PD: La excepción es esta máquina, llamada Super-Diego.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...