"Si un doctor, un abogado o un dentista tuviera a treinta personas o más en su oficina a la vez, todas con diferentes necesidades y algunas que no quieren estar allí y el doctor, abogado o dentista, sin ayuda, tuviera que tratarlos a todos con excelencia profesional durante diez meses, entonces podrían tener una idea de lo que es el trabajo del docente en el aula". (Kathy A. Megyeri. "Chocolate Caliente para el Alma de los Maestros")

¡Me encanta el olor a tiza por las mañanas...!


13 de diciembre de 2009

Poner vallas al campo


Siempre ha habido alumnado que se ha saltado las clases. Yo mismo lo hacía de vez en cuando;  me ponían falta, mis padres me pedían explicaciones y, ante el carácter peregrino de las mismas, me castigaban para que la próxima vez me lo pensara dos veces.
Hoy en día, tras probar a tener las puertas abiertas, cerradas, encajadas, poner un conserje en la puerta (si quieren...), poner un guardia jurado en la puerta, poner un lector de tarjetas en la puerta.... ¡vaya tela con la puerta...! Pero ... ¿Qué le ocurre a la puerta...? Pues no le ocurre nada que no le pasase antes... es una invitación a la libertad, a sentarse en un banco del parque o ir a tomar una cerveza, o simplemente quedarse sentado a tomar el sol... nada nuevo en nuestro reino.
Ocurre que siempre me preocupo por mi alumnado y, como consecuencia, todos los años surge una conversación del tipo  de la que tuve el otro día. En nuestro Ies, como en muchos otros, tenemos un sistema por el que el padre conoce con un sms al móvil si ha faltado su hijo, y que suele llegar en torno a las tres de la tarde. Llamo por teléfono y empieza una conversación tipo Sketch de Tip y Coll, pero totalmente verídico...

Girafales: "Buenos días, soy el profesor girafales, llamo para comentarle que su hijo se ha escapado del instituto en el recreo, y por consiguiente no se encuentra en clase en estos momentos"
Madre: "¿...Qué mi hijo no está en el instituto? , ¿y dónde está entonces...?"
Girafales: "No lo sé señora, le llamo para decirle que se ha escapado para que lo sepa Vd. y luego hable con él"
Madre:"¿Que se ha escapado? , ¿Y cómo se ha escapado?
Girafales: "Pues no sé cómo se ha escapado; probablemente ha saltado la valla del centro y se ha ido"
Madre:" ¿Por dónde...?"
Girafales:"No lo sé señora, ha podido ser por cualquier sitio..."
Madre: "¿Pero las puertas no están cerradas?"
Girafales: "Sí señora, las puertas están cerradas, pero le comento que ha saltado la valla"
Madre: "De manera que les dejo a mi hijo a las 8 y media pensando que está en clase y ustedes dejan que se escape ¿no?"
Girafales: No señora, mire usted, su hijo no ha pedido permiso para irse, se ha escapado saltando la valla cuyo perímetro tiene alrededor kilómetro y medio y con numerosos puntos muertos por la disposición de los edificios... ¿lo entiende?
Madre: "¡Vamos que no han hecho nada!"
Girafales: "Bueno señora, yo le llamaba para avisarle de lo que había pasado, si lo prefiere la próxima vez no le llamo, porque lo que no voy a aguantar es que me alce la voz cuando llamo para avisarle de lo que ha pasado porque a su hijo le ha dado la gana saltar la valla para irse a echar un cigarro"
Madre: "¡Mi hijo no fuma!"
Girafales:"¿Qué su hijo no fuma.....? ejem.... bueno vamos a ver señora, no se preocupe que el próximo día le ponemos un profesor a su hijo para que esté pendiente de él en todo momento...
Madre: "¿Ah sí, eso se puede...?
Girafales:"¡Ah no!, lo siento, resulta que hay 90 profesores y 950 alumnos, de tal manera que va a ser imposible ponerle un solo para que esté pendiente de su hijo. Me temo que tendrá que hablar Vd. conél cuando llegue a casa ¿De acuerdo? Buenos días"

Esta situación suele ocurrir una de cada séis o siete llamadas, pero ocurre. Personalmente pienso que se debe a tres razones:
- Las que siempre se mencionan al hablar de los padres y los alumnos... y las de toda la vida (clases que no gustan, la cerveza, el solecito, el cigarrito, los amigos...)
- La impotencia de  muchos padres. No dudo que esta madre le echara la bronca a su hijo al llegar a casa. Pero seguramente él pasara tres pueblos de ellas, probablemente incluso le contestó mal. Esa impotencia, ese no saber qué hacer, da como fruto esa actitud irreflexiva y desesperada que deriva en culpar a los profesores de las facultades atléticas de su vástago.
- la influencia del parkour , que tras entrenamiento, puede llegar a ser espectacular, y que está cada vez más extendido por los institutos, sólo echa un vistazo en los recreos...



 
Otros  utilizan otros métodos para evitar, en este caso, que la salten para entrar...

 

5 comentarios:

  1. Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. WOW! So do you know some English? But weren't you teacher of Spanish Language? or am I dreaming? :) Well, just joking. I admire a lot the will of some teachers to get updated to the times :) To teach their students not only Maths (for instance), but also Maths *in English* :) I also think the same as that anonimous blogger: you are a creative and original person. Your students are lucky ;)

    Regards, Inma.

    ResponderEliminar
  4. Thanks a lot dear Inma! Sometimes it´s necessary to hear this kind of things... ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...