"Si un doctor, un abogado o un dentista tuviera a treinta personas o más en su oficina a la vez, todas con diferentes necesidades y algunas que no quieren estar allí y el doctor, abogado o dentista, sin ayuda, tuviera que tratarlos a todos con excelencia profesional durante diez meses, entonces podrían tener una idea de lo que es el trabajo del docente en el aula". (Kathy A. Megyeri. "Chocolate Caliente para el Alma de los Maestros")

¡Me encanta el olor a tiza por las mañanas...!


20 de diciembre de 2009

Ya no quedan padres como Leónidas




Me gusta pasearme por wikipedia... Sobre la educación espartana en la edad de nuestros pupilos, la wiki dice...  "Al cumplir los siete años, los niños espartanos abandonaban su casa y quedaban bajo la autoridad de un paidónomo, magistrado especializado que supervisaba la educación. Se integraban en una agelé, especie de unidad militar infantil, bajo el mando de un muchacho mayor, el irén (de diecinueve años cumplidos). Aprendían entonces a leer y a escribir (según Plutarco, este aspecto se reducía al mínimo indispensable), así como a cantar (principalmente las elegías de Tirteo, que servían como cantos de marcha). Pero lo esencial de su formación consistía en endurecerlos físicamente por medio de la lucha y el atletismo, y en aprender el manejo de las armas, a marchar en formación y, por encima de todo, a obedecer ciegamente a sus superiores y buscar siempre el bien de la ciudad. Plutarco lo expresa así: "Licurgo acostumbró a los ciudadanos a no saber vivir solos, a estar siempre, como las abejas, unidos por el bien público en torno a sus jefes" (Vida de Licurgo)."



Este desvarío viene a raíz de un padre que hace unas semanas quería firmarme una especie de cheque en blanco para que, en el momento que necesitase, echase mano de los métodos espartanos...


Sinceramente, alguna vez no habrá sido por falta de ganas... pero de momento me vale con la dialéctica









3 comentarios:

  1. ¡jo,jo,jo! Esto es Espartaaaaa

    ResponderEliminar
  2. Una cosa... el profesor Jirafales del chavo del 8 se escribe así... con "j" y no con "g".

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente amigo, el profesor del chavo del ocho es el profesor jirafales, lo que ocurre es que aquí en España se están poniendo las cosas muy feas con la SGAE, y no vaya a ser que me hagan pagar derechos de autor por expresarme libremente... :) gracias por tu visita

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...