"Si un doctor, un abogado o un dentista tuviera a treinta personas o más en su oficina a la vez, todas con diferentes necesidades y algunas que no quieren estar allí y el doctor, abogado o dentista, sin ayuda, tuviera que tratarlos a todos con excelencia profesional durante diez meses, entonces podrían tener una idea de lo que es el trabajo del docente en el aula". (Kathy A. Megyeri. "Chocolate Caliente para el Alma de los Maestros")

¡Me encanta el olor a tiza por las mañanas...!


14 de enero de 2010

La encuesta de la última fila


Ante todo, y antes de nada, gracias por participar en la encuesta. El fín de la misma era corroborar una sospecha que hacía tiempo me rondaba. Ocurre que, muchos de mis amigos del instituto, esos junto a los cuales me sentaba en la última fila, esos -entre los que me incluyo- que hacíamos perder la paciencia a más de un profesor (téngase en cuenta la considerable diferencia entre los métodos tradicionales, basados en la inocencia, y los actuales...), hemos acabado dedicándonos a la enseñanza, tanto en primaria como en secundaria.
Quizás nuestras prácticas de supervivencia, en las que teníamos que compaginar risas, llamadas de atención por nuestras reiteradas faltas de atención, junto con el esfuerzo que suponía estudiar algo de lo que no te habías enterado en clase por estar charlando, utilizando alguna vez alguna técnica chuletil para salir del apuro... nos ha brindado la oportunidad de adaptarnos mejor a los IES actuales, entre otras cosas porque todo lo que ellos, nuestros caros discípulos, nos hacen o tratan de hacernos a nosotros, ya lo hemos hecho nosotros antes... Desde las técnicas de disimule, a las excusas más peregrinas, vamos... que sabemos más que los ratones coloraos, aunque jamás debamos bajar la guardia a la hora de hallar la mejor táctica para adaptarse al medio.

Teniendo en cuenta los resultados de la encuesta, veo que algunos compañeros se sentirán identificados con estas palabras. De la última fila a la pizarra... Por cierto, muchos amigos de este perfil, ahora tienen menos paciencia que los profesores que conocieron sus artes como alumnos... Generalizar aquí es más complicado.


¿Dónde te solías sentar en clase?


Me gustaba la primera fila
  9 (42%)
 
En el centro del aula
  3 (14%)
 
Yo era de la última fila
  9 (42%)
 

Votos hasta el momento: 21 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...