"Si un doctor, un abogado o un dentista tuviera a treinta personas o más en su oficina a la vez, todas con diferentes necesidades y algunas que no quieren estar allí y el doctor, abogado o dentista, sin ayuda, tuviera que tratarlos a todos con excelencia profesional durante diez meses, entonces podrían tener una idea de lo que es el trabajo del docente en el aula". (Kathy A. Megyeri. "Chocolate Caliente para el Alma de los Maestros")

¡Me encanta el olor a tiza por las mañanas...!


27 de enero de 2010

L@s superorientador@s y mediador@s... WTF!!!


La vida en las aulas y los problemas de los adolescentes se han convertido en un espectáculo bastante lucrativo para algunas cadenas de televisión. Ellas lo saben y lo están explotando, convirtiendo en un circo mediático el día a día en las aulas o la vida de los adolescentes.
Desde hace unos días podemos "gozar" de tesoros televisivos como "La pecera de Eva" , "Generación ni-ni" u "Objetivo: Mediación". 
Tras un duro día de trabajo, he decidido martirizarme supliendo un merecido descanso con el visionado de la última apuesta televisiva de Antena 3..."Objetivo: Mediación" , tremendo error el mío... Probablemente pensaba que esta vez un programa iba a servir para dignificar nuestra profesión, para relatar al resto del mundo los problemas cotidianos de un IES, pero lejos de la realidad, mi cómodo sillón de Ikea ha tenido que ir absorbiendo mis estados de de curiosidad, incredulidad, enfado, desánimo y autocomplacencia, por este orden... Volvemos a ser convidados de piedra en una obra en la que somos protagonistas, peleles encasillados, incapaces incomprendidos y educadores frustrados.
Menos mal que existen supermediador@s capaces de salvar la vida de una chica que está a punto de suicidarse arrojándose desde la ventana de una clase, que son capaces de mantener el silencio en un aula (que no pisan desde aquella época en la que se avergonzaban de sus primeros granos) mientras el alumnado, sobreactuando, espeta sus argumentos a la hora de justificar un acoso,  o que son capaces  de reprender la actitud de una directora que va a expulsar a la chica del Ies por el supuesto robo del portátil de un profesor que la había acusado sin ningún tipo de pruebas...


¿Por qué nos prestamos a esto...? Se ha hecho de la anécdota lo cotidiano. El otro día en el dentista, la chica que recibe a los pacientes, al saber que era profesor ( Paréntesis: ¿Qué cojones le importará al dentista en qué trabajo...? ) me preguntó, al tiempo que sus ojos se iluminaban y la respiración se le entrecortaba ( entended la causa como sorpresa, no como flechazo ) ... "¿Es verdad que ahora los profesores se lían con sus alumnos?"   WTF!!!


¿Acaso vosotr@s acusáis a un alumno sin pruebas? , ¿Les cogéis del brazo como el supermediador para que entren en el aula?, ¿Habéis salvado a alguien de un suicidio inminente en el ámbito escolar?, ¿Os habéis liado con algún alumn@ ? , ¿Le habéis metido un guantazo -como la superorientadora Eva- a un alumno con el fín de hacerle ver que está en un error y que debía reaccionar? , ¿Os habéis drogado con vuestros alumnos? , ¿pagáis con vuestros alumnos los problemas de vuestra vida personal? , ¿abrazáis a vuestros alumnos con frecuencia? , ¿os véis a solas con ellos en los baños?, ¿os intercambiáis los numeros de teléfono mientras siguen estudiando en el centro en el que trabajáis?  ... Como diría Matías Prats... 



Lejos de la dignificación de nuestro trabajo, ahora toca la tergiversación. Suerte tienen las cadenas televisivas de que la víctima escogida sea el colectivo menos unido que existe, a veces pienso que nuestros problemas se solucionarían si todos tuviésemos en nuestro interior un pequeño controlador aéreo... se iban a enterar.

2 comentarios:

  1. Estimado Profesor Girafales:

    Me quito el sombrero ante su artículo...La indignación también se ha apoderado de mí ante la presente oleada de programas con la citada temática...

    Totalemente de acuerdo con usted.Creo que nos haría falta un poquito más de unión...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias compañer@, quizás algún día estemos lo suficientemente unid@s como para luchar por nuestra dignidad colectiva. Es triste ver cómo en determinados momentos, los que formamos a la generaciones futuras, carecemos de la capacidad de sacrificio en beneficio de nuestra profesión. A lo mejor nos hace falta una voz cantante, porque el enfoque actual de los sindicatos no me parece que lo sea. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...