"Si un doctor, un abogado o un dentista tuviera a treinta personas o más en su oficina a la vez, todas con diferentes necesidades y algunas que no quieren estar allí y el doctor, abogado o dentista, sin ayuda, tuviera que tratarlos a todos con excelencia profesional durante diez meses, entonces podrían tener una idea de lo que es el trabajo del docente en el aula". (Kathy A. Megyeri. "Chocolate Caliente para el Alma de los Maestros")

¡Me encanta el olor a tiza por las mañanas...!


31 de enero de 2010

"Yo te pago el sueldo a tí..."

De vez en cuando a uno le gusta quedar con sus amistades para comer y pasar un buen rato recordando viejos tiempos o comparando la curva de la felicidad de cada uno; son momentos alegres, pero en reuniones numerosas siempre suele haber un pequeño momento de tensión.
 Me encontraba haciendo la digestión correctamente hasta que un amigo sacó el tema de la jubilación hasta los 67 años, el cual derivó en el déficit presupuestario y por ende en la manida frase de un amigo neocon ... "Es España sobran funcionarios". Dicha frase vino aderezada con multitud de anécdotas acaecidas en distintas administraciones públicas en las que el funcionariado salía muy mal parado.
 Como de costumbre, tuve que empezar a defender a nuestro sector, esta vez no por las vacaciones, sino por los servicios públicos que prestamos. Pienso que, aunque sean deficitarios, el estado debe asegurar una serie de servicios, que siempre deben ser públicos, como la enseñanza, la sanidad... Además, expuse el argumento de que el nuestro no es un gasto, sino una inversión; estamos formando a las generaciones futuras. De ello depende que España pueda convertirse en un país culto, competitivo y productivo.
Hay personas que cuando se quedan sin argumentos, espetan una frase lapidaria para acabar la conversación y pasar a otro tema, al ser posible saliendo airoso de la misma, sin la razón pero airoso por la frase que esgrime y que a menudo provoca la risa de alguno más. "Bueno, vale, vale, pero yo te estoy pagando el sueldo a tí".
¿Cómo puede pensar esto una persona que se supone ha estudiado? , si tus propias amistades piensan esto de tí, ¿no hará lo mismo el resto de la sociedad?...  Aunque, si miráis vuestras nóminas, probablemente os retienen más por IRPF que a cualquiera de vuestros amigos y... ¿todavía dicen que nos están pagando el sueldo?
 Esta creencia generalizada en la sociedad española, dota de un cierto aire de prepotencia e incluso de paternalismo a todo aquél que sufre los servicios del funcionariado público. En lugar de estarnos agradecidos, por hacer de psicólogos, orientadores, educadores, formadores, guarderías... muchos nos pagan de esta manera... Esto no es un calentón puntual, es algo que he ido escuchando durante mucho tiempo, y que ha llegado a hartarme. Algunos de estos amigos, con sus carreras, algún día serán padres, y sus hijos irán al instituto, y algunos nos recompensará con lindezas como la que me recibí hace dos meses por parte de un padre "Tú estás aquí para servirme a mi y a mi hijo". Evidentemente, le invité a marcharse inmediatamente del despacho.
Es por todo ello que me debato entre no volver a oir un argumento de estos sin dejar de rebatirlo hasta que nos tengan cierta consideración, o actuar en plan frívolo e irónico, con ciertas dotes de cabrón, y decirles, como escuché alguna  vez, a la vez  que sonrío ... "Haber estudiado gilipollas..." ; total, van a seguir pensando lo mismo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...